Publicado el: 4 de diciembre de 2017 :: 8:00 pm

Por qué los pagos digitales son clave para el éxito de los emprendedores

Por qué los pagos digitales son clave para el éxito de los emprendedores

Los actores del sector público y privado desempeñan un papel importante para incentivar el uso de los pagos digitales y mejorar el acceso al sistema financiero formal. (Foto: Dominic Chavez/Banco Mundial).

 

En los países de ingreso alto, los emprendedores aceptan habitualmente pagos digitales de sus clientes y pagan por medios electrónicos a sus proveedores, los organismos tributarios y otras entidades. Sin embargo, en los países en desarrollo, donde más de un tercio de los adultos informa que trabajan por cuenta propia, (i) al incorporar a más personas al sistema financiero formal. La transición de los pagos en efectivo a los pagos digitales representa grandes beneficios potenciales para los empresarios de todo el mundo dado el rápido aumento de las personas que poseen teléfonos móviles y la facilitación de los pagos digitales en los países en desarrollo. En un nuevo informe se destaca cómo los pagos digitales pueden favorecer a los emprendedores. (i)

Una mayor eficiencia reporta mayores beneficios

Los sistemas de pagos digitales benefician por igual a un pequeño vendedor de frutas o a un gerente de una fábrica grande. Cuando un emprendedor puede monitorear fácilmente sus ventas diarias mediante los pagos digitales, está en condiciones también de administrar de mejor manera los inventarios y aumentar los márgenes de ganancia. Además, al participar en el comercio electrónico a través de los pagos digitales, este emprendedor puede ampliar la base de sus clientes y su visibilidad, y por ende tener la posibilidad de desarrollar aún más su negocio.

Para los grandes empresarios en los países en desarrollo, las aplicaciones digitales como la presentación electrónica y el pago electrónico de los derechos de licencia pueden reducir los altos costos del cumplimiento tributario. Estas también pueden promover la formalización de las empresas y crear una mayor base tributaria para los Gobiernos. Además, con el depósito electrónico de los salarios de los trabajadores, los empresarios pueden garantizar la fiabilidad y la seguridad de dichos pagos, lo que beneficia tanto a los empleadores como a los empleados.

Empoderar a las emprendedoras

Las mujeres pueden en particular beneficiarse con los pagos digitales. Las normas sociales y las responsabilidades familiares, por ejemplo, suelen impedirles viajar para visitar a proveedores ubicados en lugares distantes o dirigirse a sucursales bancarias. Los sistemas de pagos digitales proporcionan a las mujeres un mayor acceso al mercado —ya que no es necesario, por ejemplo, viajar lejos para depositar dinero— reduciendo los obstáculos en materia de movilidad. Del mismo modo, las normas sociales también pueden limitar el control que una emprendedora tiene sobre sus ingresos. No obstante, los pagos electrónicos garantizan la privacidad y la seguridad del dinero, lo que hace menos probable que los miembros de la familia de una mujer emprendedora u otras personas demanden parte de ese efectivo. Estudios (i) concluyen que la familia completa se beneficia cuando la mujer está a cargo de los ingresos en lugar del hombre, ya que ella invierte mucho más en nutrición y salud infantil.

La sociedad se beneficia: más personas con acceso al crédito y a los servicios bancarios

Los pagos digitales benefician no solo a las personas, sino también a la sociedad en general, dado que más personas al tener una cuenta bancaria pueden participar en el sistema financiero formal. En el mundo, más de 2000 millones de adultos siguen sin estar bancarizados, (i) entre ellos casi la cuarta parte de los adultos que trabaja por cuenta propia en los países en desarrollo. Los sistemas de pagos digitales para realizar compras proporcionan a los empresarios un gran incentivo para realizar transacciones financieras formales de manera regular, y de este modo se aumenta la transparencia financiera y se reduce la corrupción en forma de sobornos y otras actividades ilícitas.

Además, los pagos de los salarios a través de medios electrónicos (i) también facilitan la inclusión de los trabajadores en un sistema de depósitos automáticos, alertas mediante mensajes de texto programadas para ahorrar dinero y opciones predeterminadas que también contribuyen al ahorro. Estudios (PDF, en inglés) indican que estos “incentivos” tienen un efecto positivo en las conductas financieras y no financieras.

La mitad de las empresas de todo el mundo necesita un préstamo, pero solo el 35 % obtiene un préstamo bancario o una línea de crédito (véase el gráfico 1). Los pequeños empresarios de bajos ingresos, en particular, suelen carecer de acceso al crédito formal debido a las altas tasas de interés y los requisitos estrictos en materia de garantías. Los pagos electrónicos pueden ayudar a los emprendedores a superar estos obstáculos al crear automáticamente un puntaje crediticio suficiente para alguien que inicia o desea hacer crecer su negocio. En Estados Unidos, la inclusión de historiales de pago de servicios públicos y de telecomunicaciones redujo significativamente la proporción de adultos que “no calificaban”, en particular entre las comunidades minoritarias y de bajos ingresos. Esta práctica podría ampliar de manera considerable el acceso al crédito en los países en desarrollo, específicamente entre grupos vulnerables como las mujeres y los pobres.

Los desafíos

Pese a los beneficios de los pagos digitales, aún existen desafíos que impiden la adopción exitosa de estos mecanismos en los países en desarrollo. Problemas de infraestructura, como una cobertura móvil irregular y los cortes de electricidad —especialmente en zonas rurales— hacen que los pagos digitales no siempre funcionen. Además, para registrarse en los sistemas de pagos digitales en general se necesita un documento de identificación emitido por un organismo gubernamental. En los países en desarrollo, sin embargo, gran parte de la población carece de una identificación formal o elige operar de manera informal, (i) en particular los pequeños empresarios.
Por último, la introducción de sistemas de pagos digitales solo tiene éxito si hay suficiente interés de los emprendedores y de los clientes. Algunas compañías están creando programas de lealtad (i) y sistemas de recompensas, que han sido implementados con muy buenos resultados por proveedores de tarjetas de crédito, aerolíneas y otras empresas. Pero si no existe una gran cantidad de empresarios interesados en el producto, los clientes no tendrán interés en registrarse. Y si no hay una gran cantidad de clientes que quieran usar los pagos digitales, los empresarios no estarán dispuestos a aceptarlos.

Cerrar la brecha: lecciones para los responsables de formular políticas y las instituciones financieras

Los actores de los sectores público y privado desempeñan un papel importante para incentivar el uso de los pagos digitales y mejorar el acceso al sistema financiero formal. Un entorno normativo adecuado, un marco de protección financiera del consumidor adecuado y redes digitales sólidas son componentes vitales de un sistema de pagos digitales eficiente. Para lograr estos objetivos, los Gobiernos pueden realizar reformas a sus políticas bancarias y de telecomunicaciones y así respaldar los servicios financieros digitales. Los bancos y los proveedores de servicios financieros, por su parte, deberían desarrollar productos que respondan a las necesidades de los pequeños emprendedores, en particular aquellos ubicados en las zonas rurales. Los sectores público y privado en conjunto pueden mejorar el ecosistema de los pagos digitales y ampliar las oportunidades para los empresarios.

Para leer el informe completo, haga clic aquí. (i)

Siga en Twitter (@wbg_jobs) al grupo del Banco Mundial dedicado al tema del empleo.



Acerca del Autor

Deja un comentario

Segue @MUNDOVISION